Review: Art Nouveau en La Manzana de las Luces


 

La fría noche del viernes 16, con el mágico marco del escenario de La Manzana de las Luces, fué el momento del regreso formal a los escenarios de Art Nouveau.

Recordemos que los AN volvieron luego de casi 25 años a los escenarios. Pioneros de la escena dark argentina, esa que en los ochentas portaba largos y oscuros sobretodos, pudieron en esta oportunidad redondear el show que se vió coartado en la Gothic BA de mayo, interrumpido por el ridículo y arbitrario accionar de las “autoridades” municipales.

Y esos largos sobretodos oscuros se dieron cita nuevamente en la gélida noche para escuchar a una de las bandas que introdujo en esos lejanos ochentas sonidos elegantes, sofisticados, románticos, electrónicos, algo desconocido en estas tierras, asoladas en esos momentos por bandas “plásticas” y superficiales.

Entre los asistentes que esperaban el comienzo del show se encontraban Wanda y Ricky de Euroshima, los padres de la música goth en nuestro país, quienes se sacaron fotos con la concurrencia que los reconocía.

La música incidental se silenció, y delante de la pantalla que proyectaba el nombre de la banda aparecieron los pilotos de esta nave, Edgardo Setton y Gustavo Setton en los teclados. Luego de una intro, un aparente ciego, con su bastón blanco y lentes oscuras se abría paso entre los instrumentos, era New, el cantante de la banda. Y fué el inicio de un viaje que nos llevó a un mundo donde la frialdad de los sintetizadores nos abrigaba en un mundo donde los “Fantasmas” se ocultan en nuestras cabezas, las campanas de “Notredame” sonaban en Monserrat, y ese mago nos embrujaba “Salpicando Sombras” en un hipnótico ritual.

Un párrafo aparte para New: Con una de las mejores voces que se pueden escuchar en nuestro país, New aporta no solo elegancia y magnetismo, sino que es una mezcla de Marc Almond con Sandro, un dandy callejero que teatraliza todos los temas, un chamán que embruja a la audiencia, sin excesos ni divismos al divino botón. Un animal del escenario!

Acompañados siempre por un fino guitarrista invitado como Omar Rogantini, tuvieron también como invitado sorpresa a un miembro original de la banda, Leo Satragno.

Alguno de los temas que sonaron fueron “NOCHES VOLUPTUOSAS”,  “FANTASMAS , EN MI CABEZA “, “NOTREDAME “, “DONDE NACE EL FUEGO “, “LLORO EN SUEÑOS “…

“SALPICANDO SOMBRAS”, esa sensual pieza “la favorita de las madres” según New, fué la que cerró una noche única e inolvidable…  y espero, vuelva a repetirse.

(Encuentro histórico: Gustavo y New de Art Nouveau con Wanda y Ricky de Euroshima)